viernes, 23 de marzo de 2012

CMKC en sus 82 años



Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

Un sonido puede llegar a ser parte de la vida de una persona; un programa de radio deviene costumbre de escuchar, mientras se tejen los argumentos en la memoria.

La voz entra por el oído directo al corazón y trastoca los sentidos, detiene el tiempo, echa luz a cualquier hora del día o de la noche.

¡La radio es cómplice de las personas, y su señal está en todas partes!

CMKC Radio Revolución, la que siempre le acompaña, con excelencia y distinción, cumple hoy 82 años de fundada.

A penas me corresponde un corto período histórico, desde que comenzara a surcar las ondas hertzianas el 23 de marzo de 1930 en el edificio del Club San Carlos, y eso me hace importante. Dos de sus grandes hitos más recientes: la primera transmisión en vivo con el uso de una computadora, y el surgimiento y desarrollo de un sitio en el ciberespacio, constituyen hechos inéditos que investigué para el libro del periodista Eric Caraballosa sobre la radio en Santiago de Cuba, aún en proceso de edición.

Me siento privilegiado igualmente, porque escribo dos programas juveniles en esta estación de radio: Generación y Supershow. En el primero realicé mis pininos y descubrí la pasión por escribir guiones siguiendo los pasos de Félix B. Caignet, Antonio Lloga, o Joaquín Cuartas; en el segundo, tengo la posibilidad de inventar la radio, y de hacer un discurso creativo a tono con las exigencias del público joven al cual va dirigido. Cuando siento que se agotan las temáticas, los recursos y modos de hacer, aparece una nueva motivación y entonces el trabajo es tan especial como la remuneración.

En esta emisora he aprendido lo importancia que tiene comunicar por un micrófono donde nadie aparentemente te ve, pero te sienten; he conocido fundadores, premios nacionales, hombres y mujeres desconocidos que hacen de la socialización de mensajes, un estilo de vida. Guardo celosamente la última entrevista que le hice a un locutor de esta emisora con la voz de trueno: José Armando Guzmán Cabrales.

CMKC tampoco es una emisora perfecta, para nada. Algunas de sus áreas están deterioradas y sus trabajadores a veces no se identifican con la labor que desempeñan.

Sin embargo, hay algo que los motiva, algo como la magia misma de hacer sonidos, que los impulsa a pesar de las carencias, las políticas, los administrativos y sus interpretaciones, más las otredades, de las cuales no vale la pena hablar.

Ubicada en la calle Aguilera, entre San Agustín y Barnada, la emisora CMKC parece un relato de su pueblo. Para entender el lugar que ocupa en el imaginario de las personas, hay que partir de los sentidos y los significados que emanan de los sujetos que han trabajado en ella. La Revolución la lleva en el nombre y la hace realidad las 24 horas del día.

Esta es CMKC. Desde Santiago, héroe de la república de Cuba, transmite CMKC Radio Revolución, cadena provincial. Más de medio siglo de excelencia y distinción”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario