martes, 27 de marzo de 2012

El Papa celebra la misa en Santiago de Cuba: pan, vino y gloria sobre el altar de la Virgen María


Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

La misa de Su Santidad Benedicto XVI en Santiago de Cuba, devino manifestación de fe y esperanza para el pueblo cubano. Miles de feligreses se concentraron en la Plaza de la Revolución Mayor General Antonio Maceo y Grajales para recicibir la vendición del vicario de Jesucristo y celebrar juntos los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, sobre las aguas de la bahía de Nipe.

El presidente cubano Raúl Castro Ruz; Bruno Rodríguez Parrilla, titular del Ministerio de Relaciones Exteriores, así como otros vicepresidentes de los consejos de estado y de ministros, e intelectuales participaron también de la acción de gracias.

Nada pudo detener el entusiasmo, ni siquiera el intento de un contrarrevolucionario cubano al gritar “abajo el comunismo”. La consigna de “Cuba” vitoreada por los presentes, ahogó el intento disidente.

Dondequiera que estemos, llevamos con orgullo el nombre de cubanos“, dijo el Arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García Ibáñez, quien dio la bienvenida a su Santidad Benedicto XVI.

Recelamos de toda injerencia foránea en nuestros asuntos y nos sentimos comprometidos en lograr, con esperanza y decisión, una República próspera, incluyente, participativa, “con todos y para el bien de todos”, dijo el Arzobispo, quien llamó a la hermandad y unidad entre las voluntades de todos los cubanos para construir el bien común.

Cerca de las 7 y 30 de la tarde, finalizó la santa misa, cuando el Papa ofreció una flor de oro a la Virgen de la Caridad.

A continuación, vea algunas imágenes tomadas de Cubadebate.

 Raúl Castro recibe a Su Santidad Benedicto XVI en el Aeropuerto Internacional Antonio Maceo.

Benedicto XVI es recibido por los santiagueros.

Durante la celebración de la misa.

Raúl Castro también estuvo presente en la misa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario