miércoles, 22 de agosto de 2012

La fiesta del oído en CMKC


Enrique Pérez Fumero (guionista) y Ado Sanz Milá (director) del programa Supershow

Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

Cada sábado entre las 4 y las 6 de la tarde por las frecuencias de CMKC Radio Revolución, sale al aire una revista de variedades destinada a un público joven, comprendido entre los 20 y los 40 años. Supershow, la fiesta del oído, surca las ondas hertzianas con una propuesta radial inteligente, que le ha permitido obtener en 4 ocasiones, el Gran Premio en los Festivales Nacionales de la Radio.

Supershow es uno de los programas más preferidos y escuchados dentro de la parrilla de programación de la emisora provincial de radio en Santiago de Cuba, sin embargo, el reto más difícil consiste hoy en hacer que el programa grabado se parezca a los jóvenes que lo consumen: su cultura, sus necesidades, sus éxitos, sus representaciones sociales, su imaginario…

La historia de un programa de radio es compartida, dado que en ella participan varias personas que conforman el equipo de trabajo.

El concepto inicial partió de un proyecto denominado Superestelar, que conducía Ismael Cala López. Era un programa en vivo con más de 3 horas de duración que salía al aire los domingos con secciones diversas; la participación de varios conductores, y una amplia respuesta de público. Luego de un tiempo en antena, aquel colectivo al que pertenecían también las escritoras María Elena Hernández, Eliza Risco, Zaida María Moraleza y la asesora Tamara Tong, decidió cambiar la propuesta y convertirla en un espacio grabado, de modo que pudiera tener mayor realización y búsqueda intelectual.

A finales de la década del 80 se concreta la nueva concepción y Superestelar deviene Supershow, con el guión de Ado Sanz y la dirección de Juan Carlos Roque en su primera emisión al aire. Por acuerdo del colectivo, el mismo escritor asumió posteriormente las funciones como director del programa. Superestelar contaba con secciones como La Descarga, Entre tú y yo, La Vitrina de lo Insólito, Flash Cultural, Convoyados y Clip de Fuego, las cuales se recontextualizaron junto con otras nuevas como El Super Club de los Amigos, Anécdotas Famosas y Artista Super en la nueva propuesta radial. 

En la década del 90 se incorpora a Supershow el poeta y ensayista cubano Reynaldo García Blanco, a través de un comentario especializado que en sus inicios sólo abordaba la literatura. La realidad demostró que a causa de su riqueza verbal, se podía expandir el comentario hacia otros espacios de la realidad, aún cuando se mantuviera la génesis del fenómeno literario como punto de partida. 

Entre los textos más recordados hasta la fecha —dignos de antología— se destacan: Martin perdida en la shopping, La maestra Amalia, La bella y la bestia, Los locos, los monográficos a José Jacinto Milanés, Pablo Neruda, Mario Benedetti, Julio Cortázar, Aquiles Nazoa, Jairo Aníbal Niño; La carta de despedida del siglo; Parejas famosas; Indira y Mahatma Gandhi; Los árboles y la vida, entre otros más actuales como la cultura de Internet y las obras kitsch.

Un segmento muy popular ya desaparecido fue Pasarela, conducido por el estilista Rubén Alejandro. Por la forma de abordar las temáticas sobre modas y estilismo, parecía televisión radial, teniendo en cuenta la naturaleza descriptiva de los asuntos.

El sello distintivo de Supershow ha sido sin dudas la musicalización, hecha por el maestro Ángel Sigas Aldama. Otros nombres como Julián Navarro, Santiago Rodríguez y Juan Antonio Balbuena Céspedes también trabajaron en algunos momentos, hasta que el programa adquirió un carácter singular con el sello del realizador Héctor Álex Álvarez. Conforme al tiempo han colaborado con otras tecnologías y maneras de asumir la radio, Eduardo Rodríguez Oropeza, Luis Espinell, Carlos Báez, Jorge Mora y el actual Yoandris Valeris Núñez.

La forma de escribir el programa Supershow ha sido un legado transmitido por generaciones. Ado Sanz inició una manera culta y fresca de abordar el guión.

En aquel momento era una revelación, porque se utilizaba un lenguaje poco usual, con metáforas y otros recursos literarios, que generalmente se habían rechazado del medio radial. El guión se contextualizó para hablarles a los jóvenes a través de un discurso maduro, sonorizado con temas clásicos en sus versiones más modernas. Existía además, un escrutinio editorial tanto en las propuestas temáticas como en las musicales, aunque se tratara del momento dedicado a los bailes populares. La forma de conducir de Ismael Cala rompió también con muchos cánones, aunque en varios sitios fue señalado como un ejemplo contrario a la escuela más conservadora de la radio.

 
Harold Santana Gaínza fue el segundo guionista que tuvo el programa, el cual le aportó su visión peculiar de la realidad. En aquellos años todavía se grababa y editaba en cintas magnetofónicas, de modo que el libretista empleaba fórmulas estilísticas que resultaran cómodas para los procesos de post producción. Cerca del año 2007 hace su debut en el guión el novato Enrique Pérez Fumero, quien comenzaba sus estudios de Periodismo en la Universidad de Oriente. Hasta la actualidad se ha mantenido en la nómina, haciendo algunos cambios conforme a la realidad más dinámica de los jóvenes del siglo XXI.

Supershow bien podría ser el programa ideal para un locutor, ya que incluye diversas maneras de asumir el discurso delante del micrófono. Estilos feriados, coloquiales, íntimos, reflexivos, expositivos e informativos se entremezclan entre las secciones del programa para no cansar a los oyentes. Aquí el locutor no es sólo la persona que lee e interpreta los parlamentos del guión; también tiene concebido un espacio para improvisar y dar su propia pincelada sobre el tema en cuestión.

Entre los locutores que han participado en el programa, sobresalen Ismael Cala, Mercedes Cordiés, Gerardo Houdayer, Ado Sanz, Gleivys Fleites, Zeida Vásquez, Dayamí Milién, Zaida María Moraleza, Harold Santana, Coralia Aguilera, Ileana Navarro, Laritza González, Renato Arza, Raudelis Martínez y Yenissel Castellanos.



Mercy Cordiés, una mujer premiada por la naturaleza con un registro de voz hermoso, capaz de pasearse por diferentes estilos sin perder su brillo y calidad, confiesa que a través de esta revista, aprendió a ver diferente la vida:

Cuando empecé con Ismael todo parecía un juego y nos divertíamos mucho, pero nunca imaginé el valor que el programa tendría para algunas personas y para la emisora. En Supershow he hecho de todo y bueno… alcanzar el premio nacional de locución gracias a este programa me consolidó como profesional y me motivó a seguir trabajando.

 
Otra mujer que se ha mantenido por varios años dentro de la nómina del programa es la asesora Edith Hernández. Gracias a su tolerancia y valentía, han salido al aire emisiones que otros asesores con seguridad hubieran rechazado.

Quizás el principal mérito de Supershow sea el tratamiento a las temáticas. El programa no se queda en la epidermis de los problemas que atañen a los jóvenes, profundiza en ellos a través de argumentos y diferentes puntos de vistas, sin tampoco apartarse de su condición de mega espectáculo para una tarde sonora. La cultura deja de ser la exposición de la cartelera de la ciudad o la avalancha de términos irreconocibles por el oyente. La cultura se asume en su función más amplia y polifacética, para indagar en el por qué de las obras de arte, la información que brindan y el valor que tiene para las personas.

Supershow con alcance provincial y con la ausencia de los adelantos de la sociedad numérica en favor de un correo electrónico o un perfil en Facebook, continúa la historia que construye cada sábado. Entre las 4 y las 6 de la tarde de cada sábado, CMKC brilla con la fiesta del oído.

Ismael Cala en el set de CNN en Español
Enrique Pérez entrevista a Ado Sanz en CMKC Radio Revolución
Harold Santana Gaínza en el set de CCTV
Los locutores Laritza González y Ado Sanz en Tele Turquino
Enrique Pérez y el realizador de sonidos Yoandris Valeris
El realizador de sonidos Carlos Ross y el locutor Renato Arza
La locutora Mercy Cordiés, en el estudio máster de CMKC

3 comentarios:

  1. ado sanz todas las tardes veia revista santiago y escuchaba la cmkc no me dava el lujo de perderma ni 1 emision ahora por desgracia vivo en 1 pais donde los medios de comunicacion son los mas estupidos y aburidos es de comercial en comerciales la mierda mas grnde del mundo propio de un pais capitalista españa saludos atodos vivia en 12 de agosto pero pronto pienso regresar acuba viva fidel libertad 5

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el comentario. Espero que vengas pronto a Cuba.

    ResponderEliminar