sábado, 1 de septiembre de 2012

Nuevo curso escolar. Nuevos estudiantes. ¿A qué Universidad aspiramos?



Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

La fiesta de los lápices y libretas comienza el próximo 3 de septiembre en Cuba. Para algunos jóvenes es común sentirse presionados, a causa del cambio de actividad; para otros, en revancha, representa el período de poner en práctica un proyecto de vida que tendrá sus frutos a largo plazo. 

Siempre hay una primera vez y el debut en un aula universitaria no se olvida jamás. Se prevé que un total de 10247 estudiantes entre los Cursos Diurno, por Encuentros, Continuidad de Estudios y Educación a Distancia colmen los campus de la Universidad de Oriente, centro que celebra sus 65 años el próximo 10 de octubre.

La Universidad es una institución encargada de formar competencias profesionales, de modo que brinda los especialistas necesarios en cualesquiera de las áreas de la sociedad, la naturaleza y el pensamiento humano. El proceso de enseñanza aprendizaje se desarrolla de uno a muchos y viceversa, porque no basta con lo impartido por el profesor si los estudiantes no son capaces de interactuar con el magisterio, de gestionar y utilizar el conocimiento.

Ellos quizá no lo sepan, pero están a punto de experimentar un cambio significativo, un cambio para toda la vida.

Una vez que los educandos descubren el ambiente universitario, se sienten independientes y empiezan a echar alas para volar. Pero hay pruebas de fuego que transforman los estados de ánimo: el burocratismo de los procesos de matrícula, la biblioteca, el comedor y hasta la residencia estudiantil. Sin embargo no se puede obviar que en cada uno de esos espacios tiene lugar la vida universitaria, con sus alegrías y desaveniencias.

En la Universidad de Oriente hay espacio para tod@s: estudiosos, políticos, deportistas, artistas, tribus urbanas, gays, lesbianas, pero hay que lograr que el paso por la academia no se convierta en la rutina de asistir a las clases y aprobar los exámenes para alcanzar un título. Por eso se insiste desde el principio en la participación de todas las actividades docentes y extradocentes; deportivas, investigativas... Los estudiantes deben asumir la militancia de la Unión de Jóvenes Comunistas con el compromiso de tener impactos frente a los demás y no quedarse en la costumbre de reunirse y cotizar cada mes.

La sociedad cubana necesita una Universidad eficiente y rectora de la ciencia y la innovación. Los estudiantes del curso escolar 2012-2013 comienzan un camino difícil, donde no siempre aquellos con más de 5 puntos serán los mejores profesionales. La sistematicidad, el estudio y la vocación hacia la carrera escogida dirán la última palabra. Profesores, trabajadores y estudiantes serán responsables de lograr una Universidad con mejores resultados e impactos. De aquí a algunos años se podrá comparar en qué medida se cumple o no con la palabra empeñada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario