jueves, 30 de agosto de 2012

Aquiles Jorge: un artista de élite espiritual



Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

Amor por la música. Intercambio misterioso con el público. Élite de sensibilidad y pensamiento es la que a mí me interesa.

¿Quién al caminar por las calles de Santiago de Cuba no se ha encontrado alguna vez con el guitarrista concertista Aquiles Jorge? Simulara un señorón con aire en la solapa y nariz respingada; pero no. Habla claro, espontáneamente. Se sienta a compartir con cualquiera sin importar lugares ni horarios. Hombre, artista y amigo se dan la mano…

¿Cómo se fusionan en ti vocación y acordes de guitarra?

La vocación siempre estuvo, como le pasa a todo el mundo que ha estudiado arte; en mi caso fue un poco sui géneris, porque inicialmente me incliné por el ballet. ¡Primera vez que digo esto! Eso fue en los años 70… imagínate el tabú que existía con la familia y un hombre en el ballet. Después estudié artes plásticas y por último me decidí por la música y alcancé a estudiar la guitarra de concierto, labor que desempeño en la actualidad.

¿De qué forma un guitarrista concertista como tú, se hace camino en una ciudad donde bullen tantas expresiones artísticas y musicales al mismo tiempo?

Estudiando, luchando, sufriendo y manteniéndose… Es muy difícil en realidad, pero por encima de todo está el amor que tú tengas por la música y la confianza en ti mismo. Yo he trabajado y he sufrido muchísimo, pero te repito, la única forma es trabajar, trabajar y trabajar. Cuando el resto de los artistas se presentan una vez al mes, yo me puedo presentar hasta cuatro veces al día y eso indudablemente te va creando una correspondencia con el público. ¡Y no me refiero a un público en específico! Porque me puedo presentar tanto en la Universidad de Oriente como en una fábrica. En consecuencia, soy uno de los músicos más solicitados en la dirección de la Sala de Conciertos Dolores. No es que yo sea “bueno”, porque no tiene sentido que te lo diga, pero he aceptado tantas presentaciones en busca de difundir mi arte, mi cultura —la que yo pienso que es genuina, tanto cubana como internacional, y la mía propia— al punto de tener un público que me sigue y por eso todos los conciertos se llenan.

En tus conciertos sucede una especie de sinergia entre tú el público. Incluso una vez presencié en la Sala Dolores que tiraste el instrumento al piso y con el pie rasgabas las cuerdas de tu guitarra y más allá del ruido estridente que producía, la gente aplaudía. ¿Cómo se puede lograr esto? ¿En qué medida Aguiles Jorge compromete su canción con lo que dice o lo que siente?

Te confieso que a veces me asombro de lo que he logrado en el público, porque a partir de la guitarra clásica o la música instrumental, no se esperan tantas reacciones en las personas. La guitarra clásica es más solemne, intimista. Te puedo hablar de techos, rejas, vitrales, epílogos… que son piezas muy líricas y cuando recibo la ovación del auditorio me quedo perplejo… 
 
¿Qué he hecho? No merezco esto.

Yo más que músico o guitarrista, me considero un artista. Pienso que tengo mucho que aprender, a pesar de ir en camino a la madurez, pero en realidad me considero un artista. Cuando yo me paro en un escenario es para complacerme a mí mismo y también al público. Es cierto, hay un intercambio entre las personas y yo que en realidad es un misterio. A veces, he estado un mes sin tocar el instrumento, sin estudiar para nada; he llegado frío al escenario y al interpretar una pieza quedo insatisfecho. 
 
Dios mío, este público se ha molestado en venir a verme y yo no estoy tocando con la calidad que ellos esperan.

Sin embargo, es un misterio para mí. Tal vez, la respuesta esté en el intercambio de espiritualidad. ¡Por supuesto, tiene que ser con un público especial, un público de élite! Yo me refiero a una élite de espíritu, no de dinero o de posición social; es decir, una élite de sensibilidad y pensamiento que es la que a mí me interesa. Hace un tiempo contacté con unos psicólogos y con el departamento de Biofísica de la Universidad de Oriente a través del doctor Eloy Álvarez, para hacer un proyecto entre ambas instituciones. Es tanto lo que siento cuando toco el instrumento y la reacción visible en el público que quise que me conectaran electrodos en la cabeza y en los brazos, para proyectar toda la energía eléctrica del cerebro y los brazos en un programa computarizado que ellos diseñaron y de ahí poder mezclarlo con imágenes artísticas… 
 
A la hora de tocar el instrumento, más que la técnica, es la emoción y el sentimiento. Muchas veces improviso en la medida de lo que voy sintiendo.

¿Cómo a partir de tu música, honras la memoria de Vilma Espín Gillois?

Con la sencillez, el lirismo y la honradez. Es una música transparente, como mismo yo la vi a ella hace unos años; nos conocimos aquí mismo, en el lugar donde hoy está enclavado el Memorial Vilma Espín Gillois, y según como la vi, así es la música que trato de hacerle. Por eso hice la propuesta artística de este evento que se celebrará la semana que viene. Evento que incluye el lanzamiento del libro Vilma Espín, la flor más universal de la Revolución cubana de la escritora Ligia Trujillo. Será en tres lugares diferentes. En la Universidad de Oriente, el día 6 a las 8 de la mañana; en el parque Frank País a las cinco de la tarde y el último en el Memorial a las tres de la tarde.

¿Lo clásico de Esteban Salas, el son de Matamoros, la trova de Compay Segundo o la música experimental que tú puedes hacer?

Estos artistas son mis ídolos, porque nosotros somos el resultado del trabajo que ellos hicieron. Ellos son los padres de la cultura cubana. Yo he estado en lugares europeos, el llamado primer mundo, y parte de lo que se conoce de la cultura cubana son los compositores santiagueros: Eliades Ochoa, Compay Segundo, La Familia Valera Miranda, ellos son el espejo donde yo me miro.

¿Si alguien te dice que tú no tocas música tradicional cubana porque prefieres inmiscuirte en tus propias temas… qué le contestarías?

Tiene toda la razón… es cierto. Aunque puedo hacerlo porque estuve trabajando durante varios años para la Universidad de California en unos cursos de verano que se hacían a través del Ministerio de Cultura y de hecho tuve que enseñar música tradicional santiaguera. Ahí, por obligación, tuve que introducirme en los misterios de esa música santiaguera que es muy compleja y rica.

miércoles, 22 de agosto de 2012

La fiesta del oído en CMKC


Enrique Pérez Fumero (guionista) y Ado Sanz Milá (director) del programa Supershow

Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

Cada sábado entre las 4 y las 6 de la tarde por las frecuencias de CMKC Radio Revolución, sale al aire una revista de variedades destinada a un público joven, comprendido entre los 20 y los 40 años. Supershow, la fiesta del oído, surca las ondas hertzianas con una propuesta radial inteligente, que le ha permitido obtener en 4 ocasiones, el Gran Premio en los Festivales Nacionales de la Radio.

Supershow es uno de los programas más preferidos y escuchados dentro de la parrilla de programación de la emisora provincial de radio en Santiago de Cuba, sin embargo, el reto más difícil consiste hoy en hacer que el programa grabado se parezca a los jóvenes que lo consumen: su cultura, sus necesidades, sus éxitos, sus representaciones sociales, su imaginario…

La historia de un programa de radio es compartida, dado que en ella participan varias personas que conforman el equipo de trabajo.

El concepto inicial partió de un proyecto denominado Superestelar, que conducía Ismael Cala López. Era un programa en vivo con más de 3 horas de duración que salía al aire los domingos con secciones diversas; la participación de varios conductores, y una amplia respuesta de público. Luego de un tiempo en antena, aquel colectivo al que pertenecían también las escritoras María Elena Hernández, Eliza Risco, Zaida María Moraleza y la asesora Tamara Tong, decidió cambiar la propuesta y convertirla en un espacio grabado, de modo que pudiera tener mayor realización y búsqueda intelectual.

A finales de la década del 80 se concreta la nueva concepción y Superestelar deviene Supershow, con el guión de Ado Sanz y la dirección de Juan Carlos Roque en su primera emisión al aire. Por acuerdo del colectivo, el mismo escritor asumió posteriormente las funciones como director del programa. Superestelar contaba con secciones como La Descarga, Entre tú y yo, La Vitrina de lo Insólito, Flash Cultural, Convoyados y Clip de Fuego, las cuales se recontextualizaron junto con otras nuevas como El Super Club de los Amigos, Anécdotas Famosas y Artista Super en la nueva propuesta radial. 

En la década del 90 se incorpora a Supershow el poeta y ensayista cubano Reynaldo García Blanco, a través de un comentario especializado que en sus inicios sólo abordaba la literatura. La realidad demostró que a causa de su riqueza verbal, se podía expandir el comentario hacia otros espacios de la realidad, aún cuando se mantuviera la génesis del fenómeno literario como punto de partida. 

Entre los textos más recordados hasta la fecha —dignos de antología— se destacan: Martin perdida en la shopping, La maestra Amalia, La bella y la bestia, Los locos, los monográficos a José Jacinto Milanés, Pablo Neruda, Mario Benedetti, Julio Cortázar, Aquiles Nazoa, Jairo Aníbal Niño; La carta de despedida del siglo; Parejas famosas; Indira y Mahatma Gandhi; Los árboles y la vida, entre otros más actuales como la cultura de Internet y las obras kitsch.

Un segmento muy popular ya desaparecido fue Pasarela, conducido por el estilista Rubén Alejandro. Por la forma de abordar las temáticas sobre modas y estilismo, parecía televisión radial, teniendo en cuenta la naturaleza descriptiva de los asuntos.

El sello distintivo de Supershow ha sido sin dudas la musicalización, hecha por el maestro Ángel Sigas Aldama. Otros nombres como Julián Navarro, Santiago Rodríguez y Juan Antonio Balbuena Céspedes también trabajaron en algunos momentos, hasta que el programa adquirió un carácter singular con el sello del realizador Héctor Álex Álvarez. Conforme al tiempo han colaborado con otras tecnologías y maneras de asumir la radio, Eduardo Rodríguez Oropeza, Luis Espinell, Carlos Báez, Jorge Mora y el actual Yoandris Valeris Núñez.

La forma de escribir el programa Supershow ha sido un legado transmitido por generaciones. Ado Sanz inició una manera culta y fresca de abordar el guión.

En aquel momento era una revelación, porque se utilizaba un lenguaje poco usual, con metáforas y otros recursos literarios, que generalmente se habían rechazado del medio radial. El guión se contextualizó para hablarles a los jóvenes a través de un discurso maduro, sonorizado con temas clásicos en sus versiones más modernas. Existía además, un escrutinio editorial tanto en las propuestas temáticas como en las musicales, aunque se tratara del momento dedicado a los bailes populares. La forma de conducir de Ismael Cala rompió también con muchos cánones, aunque en varios sitios fue señalado como un ejemplo contrario a la escuela más conservadora de la radio.

 
Harold Santana Gaínza fue el segundo guionista que tuvo el programa, el cual le aportó su visión peculiar de la realidad. En aquellos años todavía se grababa y editaba en cintas magnetofónicas, de modo que el libretista empleaba fórmulas estilísticas que resultaran cómodas para los procesos de post producción. Cerca del año 2007 hace su debut en el guión el novato Enrique Pérez Fumero, quien comenzaba sus estudios de Periodismo en la Universidad de Oriente. Hasta la actualidad se ha mantenido en la nómina, haciendo algunos cambios conforme a la realidad más dinámica de los jóvenes del siglo XXI.

Supershow bien podría ser el programa ideal para un locutor, ya que incluye diversas maneras de asumir el discurso delante del micrófono. Estilos feriados, coloquiales, íntimos, reflexivos, expositivos e informativos se entremezclan entre las secciones del programa para no cansar a los oyentes. Aquí el locutor no es sólo la persona que lee e interpreta los parlamentos del guión; también tiene concebido un espacio para improvisar y dar su propia pincelada sobre el tema en cuestión.

Entre los locutores que han participado en el programa, sobresalen Ismael Cala, Mercedes Cordiés, Gerardo Houdayer, Ado Sanz, Gleivys Fleites, Zeida Vásquez, Dayamí Milién, Zaida María Moraleza, Harold Santana, Coralia Aguilera, Ileana Navarro, Laritza González, Renato Arza, Raudelis Martínez y Yenissel Castellanos.



Mercy Cordiés, una mujer premiada por la naturaleza con un registro de voz hermoso, capaz de pasearse por diferentes estilos sin perder su brillo y calidad, confiesa que a través de esta revista, aprendió a ver diferente la vida:

Cuando empecé con Ismael todo parecía un juego y nos divertíamos mucho, pero nunca imaginé el valor que el programa tendría para algunas personas y para la emisora. En Supershow he hecho de todo y bueno… alcanzar el premio nacional de locución gracias a este programa me consolidó como profesional y me motivó a seguir trabajando.

 
Otra mujer que se ha mantenido por varios años dentro de la nómina del programa es la asesora Edith Hernández. Gracias a su tolerancia y valentía, han salido al aire emisiones que otros asesores con seguridad hubieran rechazado.

Quizás el principal mérito de Supershow sea el tratamiento a las temáticas. El programa no se queda en la epidermis de los problemas que atañen a los jóvenes, profundiza en ellos a través de argumentos y diferentes puntos de vistas, sin tampoco apartarse de su condición de mega espectáculo para una tarde sonora. La cultura deja de ser la exposición de la cartelera de la ciudad o la avalancha de términos irreconocibles por el oyente. La cultura se asume en su función más amplia y polifacética, para indagar en el por qué de las obras de arte, la información que brindan y el valor que tiene para las personas.

Supershow con alcance provincial y con la ausencia de los adelantos de la sociedad numérica en favor de un correo electrónico o un perfil en Facebook, continúa la historia que construye cada sábado. Entre las 4 y las 6 de la tarde de cada sábado, CMKC brilla con la fiesta del oído.

Ismael Cala en el set de CNN en Español
Enrique Pérez entrevista a Ado Sanz en CMKC Radio Revolución
Harold Santana Gaínza en el set de CCTV
Los locutores Laritza González y Ado Sanz en Tele Turquino
Enrique Pérez y el realizador de sonidos Yoandris Valeris
El realizador de sonidos Carlos Ross y el locutor Renato Arza
La locutora Mercy Cordiés, en el estudio máster de CMKC

lunes, 13 de agosto de 2012

Fidel en blanco y negro




Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu


86 años cumple el líder de la Revolución cubana y la vida lo encuentra cumpliendo su deber. Fidel Castro Ruz es uno de los hombres más representativos del siglo veinte y en consecuencia, su imagen ha devenido un símbolo para diversos fotógrafos que han encuadrado un pedazo de su vida. Aquí he reunido algunas de las instantáneas en blanco y negro más importantes de su trayectoria, sin dudas, documentos históricos para la humanidad. 

Fidel en la prisión del Vivac. Tomada por Ernesto Ocaña, 1953



Fidel, Camilo y las palomas. Tomada por Paco Altuna, 8 de enero de 1959

Fidel pronuncia discurso por las víctimas del vapor La Coubre, 1961

El miliciano Eduardo García Delgado, víctima del bombardeo del 15 de abril de 1961, escribió con su sangre el nombre de Fidel

Fidel desciende del tanque en Playa Larga. Tomada por Mario Collado, abril de 1961

Primero Congreso Comunista de Cuba, 1975

Fidel en el deulo de las víctimas de Barbados, 1976

domingo, 12 de agosto de 2012

7 preguntas de los jóvenes cubanos



Julio Antonio en Obispo, por Servando Cabrera
Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu


Por acuerdo de la Asamblea General de las Naciones el 17 de diciembre de 1999,  fue declarado el 12 de agosto como Día Internacional de la Juventud (resolución 54/120). Los jóvenes del orbe celebran jubilosos esta jornada bajo el lema «Construyendo un mundo mejor: Asociándonos con los jóvenes», ya que es este grupo poblacional el encargado de conducir  las ideas hasta concretarse en acciones o plataforma programática, con vistas a revolucionar los cánones conservadores en que se desarrollan las sociedades.

En Cuba —que es la realidad, el contexto y la muestra a mi acceso—, el panorama es sui géneris. Si bien los jóvenes tienen los derechos y deberes que exige la UNICEF en relación con la salud, la educación, la participación y el bienestar social garantizados, existen problemas puntuales que contrastan con los proyectos de vida de varias generaciones de cubanos.

El psicólogo y Dr. C. Manuel Calviño en una conferencia impartida en la Universidad de Oriente, utilizó una frase casi audiovisual para definir las premisas de la juventud: nadie llega al mundo por la puerta ancha, todos llegamos fajándonos por un hueco estrecho para nacer. En consecuencia hay que labrarse el camino, caminando, como dijo el poeta, aunque haya algunos jóvenes que escojan caminos fáciles y a la vez tortuosos.

Como periodista y asumiendo el poder simbólico que tengo para sintetizar en un trabajo lo que pudiera ser la preocupación de varios, formulo diez preguntas que estoy seguro, podrían ser enunciadas por cualquier joven intelectual cubano. El hecho de escoger éstas responde a un grupo de discusión —aunque no dudo que yerre u omita involuntariamente otras—, que también necesitan respuestas. Me he propuesto reunir calidad, singularidad y representatividad.

Las preguntas son para tod@s. Las soluciones necesitan del concurso de muchos más. Pienso que discutir y analizar los problemas que atañen a los jóvenes es un buen paso para el desarrollo.

  1. ¿Cómo se concreta un proyecto de vida, cuando a los 30 años se convive con los padres sin privacidad y sin algún derecho para cambiar el sistema establecido?
  2. ¿Hasta cuándo un joven profesional cubano (médico, ingeniero u otro) tiene que hacer concesiones entre el salario que devenga por su profesión y otras formas de ganarse el dinero?
  3. ¿Cómo vive un joven profesional homosexual, transexual o travesti en Cuba?
  4. ¿Cómo se pueden resolver los problemas de una sociedad de la cual los jóvenes no han sido sujetos de su construcción?
  5. ¿Cómo se puede arrancar de raíz la doble moral?
  6. ¿Participación social se circunscribe a la convocatoria multitudinaria, a levantar la mano para ratificar la viabilidad de los procesos, o a disentir cuando sea necesario?
  7. ¿Cómo se construye el socialismo en Cuba de acuerdo con las formas de pensar y actuar de los jóvenes del siglo XXI?

jueves, 9 de agosto de 2012

Nancy y Dagoberto: a galope con los sueños


Dagoberto Gaínza y Nancy Campos - Grupo de teatro Ados Manos

Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

ACTO PRIMERO

(Sube el telón y la escena muestra un paisaje urbano correspondiente a la calle Heredia de Santiago de Cuba. Por ella caminan dos actores conversando, como si fuera la primera vez)

Dagoberto  : (ASOMBRADO) ¿Te acuerdas Nancy? De 1968 hasta acá ha llovido mucho.
Nancy      : ¿Cómo lo voy a olvidar mi amor? Parece que fue ayer que iniciamos el conjunto dramático de oriente.
Dagoberto  : (RECORDÁNDOSE) Fue con aquella obra…
Nancy       : “La Reina del Bachiche”, bajo la dirección de Miguel Lucero.
Dagoberto  : ¡Esa misma!
Nancy       : ¿Y quién iba a pensar que después fundaríamos el Cabildo Teatral Santiago?
Dagoberto  : ¡Nuestro primer proyecto Nancy: Calibán teatro!
Nancy      : Si no recuerdo mal, estrenamos la pieza “El conde Alarcos” de José Jacinto Milanés.
Dagoberto  : ¡Y como subimos y bajamos las lomas de la Sierra Maestra con el EJT!
Nancy        : ¡Ah… qué tiempos en la Casa del Caribe o lo esquina del fuego, hoy galería “La Confronta de la UNEAC!
Dagoberto  : ¡Hoy soñamos a dos manos! ¿Qué son en verdad, más de 40 años de trabajo, Nancy?

(Baja el telón de improviso. Cesa la música. (EN OFF) -¡Tiempo de intermedio!)

Esta escena extraída de cualquier sitio de la imaginación, bien podría ser el pretexto para rememorar más de cuatro décadas de vida artística de los actores Nancy Campos y Dagoberto Gaínza. Oriundos de Santiago de Cuba, han ofrecido su arte en varios escenarios nacionales e internacionales; la vida los ha unido en el trabajo, en el amor y en el éxito profesional.

En él encontramos una suerte de Quijote y Santo Patrono de la ciudad; ella como la Dulcinea de sus sueños, dirige “Lorca”, canta y baila también. Incontables son los premios que han obtenido: la Réplica del Machete de Máximo Gómez, reconocimientos por el Ministerio de Cultura, Festivales de Camagüey, Pinar del Río, La Habana, Matanzas y Máscara de Caoba. Recientemente premios en Almagro y Cádiz, España; Fiesta de las artes en Naucalpán, México; además del cariño de su pueblo.

¿Dos “viejos” pánicos…?

Reuniones en casa de la doctora Olga Portuondo, funciones con niños de varias escuelas, calle Corona, esquina Reloj y Enramada, Cines Capitolio y Latino… todas las plazas y parques de Santiago de Cuba reconocen las pisadas de Nancy y Dagoberto, quienes carentes de apoyo económico por las autoridades pertinentes, trabajan y reconocen el talento tanto en estudiantes como en camilleros de hospitales.

Nancy y Dagoberto son dos actores con sobrados valores morales y artísticos: no necesitan de la fama para expresarse. Aferrados a su tierra natal, cabalgan sobre los sueños y en tiempos de titanes, captan la realidad que se funde en una sonrisa o una lágrima, capaz de arrancar grandes ovaciones.

ACTO SEGUNDO.

Nancy        : Si veinte años no son nada… ¿Qué serán cuarenta, amor mío?
Dagoberto  : (CANSADO) ¡Ah, Nancy… me siento muy deprimido!
Nancy     : No importa que quemen los libros o piensen que  estamos loco… seguiremos luchando contra molinos de viento
Dagoberto  : ¿Pero qué nos falta por hacer?
Nancy         : ¡Vivir! Tú y yo habitamos mundos paralelos y esa es nuestra gran riqueza…
Dagoberto  : ¿Estás lista?
Nancy        : ¡Vamos amor, la ciudad nos espera!

(Cesa la música de Nelson Amé Gaínza y el director Ramiro Herrero, ordena bajar el telón. El público se levanta y aplaude entusiasta. Detrás de las cortinas hay dos corazones latiendo. ¡Bravo artistas! Esa es su gloria)

FIN DEL ACTO.

martes, 7 de agosto de 2012

Encuadres periodísticos en Facebook


Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

Las herramientas de la Web 2.0 puestas al servicio de la comunicación y el periodismo, han re-evolucionado la profesión, al punto que hoy día los periódicos y empresas enmarcan su realidad y definen sus estrategias de marketing a largo plazo, a través de la socialización de contenidos en las redes sociales. El hecho de crear un perfil institucional en Facebook y mantenerlo actualizado, responde a una serie de estrategias publicitarias:

  •   un target y objetivos bien definidos.
  •  a necesidad de acercarse a las personas y aportarles valores políticos, culturales y simbólicos, a través de un lenguaje familiar en detrimento de la oficialidad y la lejanía de uno a muchos.
  • atender las solicitudes y viabilizar cualesquiera de las dudas, en relación con los contenidos compartidos y las promesas de beneficio.
  • utilizar las redes sociales (Facebook, Twitter, Linkedin, MySpace, YouTube) como otra forma de venta y entender las especificidades de cada una de ellas.
  • el uso de un equipo multidisciplinario que estudie el desarrollo de las redes sociales para redefinir las estrategias de ventas.

Cuando los mass media comparten un post de sus principales titulares en los social media, están acercando el hecho noticioso a las diversas comunidades que utilizan los mismos canales de publicación de contenidos. La nota publicada por la página Clases de Periodismo Los social media son tan importantes como los buscadores, nos acerca en materia de estadísticas a los niveles de preferencia para informarse por las redes sociales.

Sin embargo, cuando nos referimos a los usuarios de Facebook, tenemos que hablar de otro tipo de público. En su libro We the Media, el periodista Dan Gillmor (2004) destacó que:

 “en los pasados 150 años hemos tenido dos diferentes medios de comunicación: uno a muchos (libros, diarios, radios y televisión) y uno a uno (cartas, telégrafo y teléfono). La Internet por primera vez nos permite comunicaciones de muchos a muchos y de pocos a pocos. Esto tiene amplias implicaciones para la audiencia tradicional y para los productores de noticias, porque las diferencias entre ambos no son fáciles de distinguir. Que esto pudiera ocurrir en los medios no es sorpresa, dada la naturaleza relativamente abierta de las herramientas que pueden ser utilizadas de maneras que sus diseñadores no pudieron anticipar. En los medios siempre ha sido así: cada nuevo medio ha sorprendido a sus inventores de una manera u otra”.

Facebook por su parte, desestima las identidades reales de sus usuarios, ya que la propia red social se encarga de crear identidades teniendo en cuenta la información que publican cada una de las personas en sus muros y hasta es posible cuestionarse la veracidad de las mismas. En consecuencia, es común que encontremos de todo: muros informativos, sensacionalistas, filantrópicos, naturalistas, culturales, políticos, gays, lesbianas, y todo género de grupos y comunidades que se insertan dentro de la aldea global que aventuró el filósofo canadiense Marshall Mcluhan. El hecho de desconocer las identidades reales de las personas con quienes compartimos los contenidos, nos obliga a encuadrar la realidad atendiendo a diversos puntos de vista, que subyacen en elementos retóricos, estilísticos, discursivos y semióticos para saber qué decir y sobre todo, cómo decirlo.

Aplicada a la red social Facebook, la Teoría del Frame (Encuadre) parte del principio que los periodistas y los medios de comunicación no cuentan en sus informaciones la realidad como tal, sino que la organizan y transforman en productos informativos listos para ser consumidos por las personas. En este proceso de mediación, determinado por la percepción subjetiva del periodista y los intereses del medio, el relato informativo se traslada al receptor bajo una determinada perspectiva o encuadre.

Analicemos la estructura textual de la ventana Inicio de un usuario cualquiera en Facebook.


El home page de Inicio está dividido en 3 columnas. Una principal en el medio donde se destacan las publicaciones de los contenidos de cada una de las personas que son amigos del usuario, así como las suscripciones que tiene. Este elemento es reiterativo en varios periódicos y páginas informativas, lo que indica cierta referencia con la prensa más tradicional, aunque se trate de un nuevo programa numérico.

La columna de la izquierda se identifica con una foto y el nombre del usuario y a continuación se describen sus características. Destacan sucesivamente los enlaces Favoritos donde se desencadenan las últimas noticias, los mensajes y los eventos;  Grupos y Amigos que no necesita explicación; las Aplicaciones que contiene a Centro de aplicaciones, fotos, música, notas, enlaces y finalmente el Administrador de anuncios. Le siguen las Páginas y los Intereses donde se ubican las suscripciones y la adición de intereses, más una muestra de los amigos conectados.

En la columna de la derecha, quizás la menos visitada, se encuentran las personas que Facebook sugiere porque Quizás conozcas, de acuerdo con la información publicada.

Una vez identificadas las características de la página electrónica Inicio que consumen los usuarios, analicemos los contenidos publicados por un medio de comunicación para determinar los encuadres periodísticos. Tomaremos como referencia, las cuatro funciones básicas de encuadre, mencionadas por Robert Entman (1993): definición de una problemática, atribución de responsabilidad o causalidad, valoración moral y la definición de un tratamiento. En cada una de estas variables se identifican las palabras clave (ideas y conceptos centrales) y los principales recursos discursivos empleados (asociación, comparación, ejemplificación y otros). Uno de los post publicados en el rotativo cubano Juventud Rebelde, este martes 7 de agosto, servirá de muestra aleatoria para arribar a conclusiones.

El primer post se refiere a la información Robeisy avanzó, publicada en la sección de Deportes. La problemática es el avance del pugilista cubano “y no paró hasta conseguir una mínima ventaja de 5-4”; la responsabilidad se determina a partir de “el jovencito de 18 años” —aunque no se menciona el nombre—. Las otras funciones de encuadre: valoración moral y definición de un tratamiento no aparecen en el post aunque se perciben en la información enlazada. Así el periodista valora el triunfo “sólida defensa, buen desplazamiento y efectividad en los intercambios garantizaron el bronce que firmó con su victoria” y la definición del tratamiento “ahora tendrá que buscar su entrada a la discusión de medallas frente al irlandés Michael Conlan”.

Las palabras clave en cada una de las funciones de encuadre determinadas se pueden clasificar en: pugilista, ventaja, jovencito, sólida defensa, victoria, medallas. Y entre los recursos discursivos empleados podemos citar algunos: primero hay una comparación entre el “jovencito de 18 años y el subcampeón mundial”, luego hay una asociación del pugilista cubano a “un toro enfurecido” para remarcar aún más su victoria. No se encuentran ejemplificaciones ni otros recursos.

Luego de analizar las 4 funciones básicas de encuadre con sus palabras clave y recursos discursivos en esta muestra aleatoria, podemos llegar a varias conclusiones:

  • queda demostrada la efectividad de la Teoría de Encuadre para el análisis de informaciones y enlaces en las redes sociales.
  • el rotativo Juventud Rebelde compartió un link de la información Robeisy avanzó a través de un encuadre donde se determinan estructuras estilísticas que orientan al discurso hacia la definición de una problemática y la atribución de responsabilidad, permitiendo que el usuario conozca más detalles de la nota una vez que la lea completa en la página del periódico.
  • a partir de este análisis podemos pensar en las estrategias de encuadre del periódico Juventud Rebelde en Facebook, las cuales se orientan a largo plazo alrededor de un discurso y una agenda temática coherentes con la proxemia de las notas y el público al que van dirigidos.

Los encuadres periodísticos nos obligan a pensar que la información —como poder simbólico— es un producto comerciable que transita por diversos filtros hasta llegar al público más heterogéneo. En Facebook, periodistas, periódicos y público en general comparten una misma información a través de sus herramientas de selección, jerarquización y finalmente encuadre. Los social media son hoy otro soldado potente en la guerra por el posicionamiento y la visibilidad de las noticias en el ciberespacio. El periodismo y los periodistas tenemos en este sentido, otro camino que transitar, haciendo caminos sobre la misma marcha.

Bibliografía:

CAMUS, Juan Carlos. Tienes 5 segundos. Disponible en http://www.tienes5segundos.cl.
ENTMAN, R. (1993). Framing: Toward clarification of a fractured paradigm. Journal of Communication, pdf.
GILLMOR, Dan (2004). We the Media. Oreilly.com. Disponible en Web: http://oreilly.com/catalog/wemedia/book/ch02.pdf
MERODIO, Juan. 365 días (y noches) de Marketing 2.0. El inicio de la e-década, pdf.