miércoles, 30 de enero de 2013

Nuevos títulos de la Editorial Oriente en la 22 Feria Internacional del Libro




Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

La Editorial Oriente de Santiago de Cuba arriba al 2013, con nuevos títulos que se presentarán en la 22ª Feria Internacional del Libro a celebrarse del 14 al 24 de febrero en La Habana, y hasta el 10 de marzo, en las capitales provinciales a la luz de un pensamiento martiano: Leer es crecer.

Cub@periodista conversó con la joven letrada Roxana Mena Fonseca, quien se ocupa de la promoción cultural en esta casa editora.

Entre las novedades del sello Oriente destacan los textos: A la Cubana, de la historiadora del arte Janet Ortiz, donde se establece una simbiosis entre los platos típicos de la tradición culinaria cubana y universal; y Sonar en cubano. Músicos en la Gaceta de Cuba, un libro de entrevistas de Arturo Arango y Norberto Codina, que compila el quehacer de importantes músicos cubanos reflejados en las páginas de La Gaceta. 

El texto será presentado por Darsi Fernández, representante en Cuba de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), agencia a la que pertenecen la mayor parte de los músicos ahí entrevistados.



Del autor Daniel Chavarría, Premio Nacional de Literatura 2010, a quien se dedica la 22 Feria del Libro, el sello Oriente presenta la reedición de Aquel año en Madrid. 

Y de Angola, país invitado a la feria, se publican los títulos: El Rastreador de Dinero, de Roderick Nehone, el cual será presentado por el narrador y poeta cubano Jesús David Curbelo. Ritos de Pasaje, de Paula Tavares; e Historias y memorias desancladas, de Antonio Fonseca, a cargo de la escritora y editora Teresa Melo. 

En la colección Mariposa, dedicada a la mujer, sale a la luz Hace mucho años una joven viajera, testimonio de la desaparecida escritora cubana Renée Méndez Capote. El libro fue propuesto y prologado por Olga García Yero y lo presentará la narradora Aida Bahr Valcárcel.


Dentro de la citada colección también se publica Rosas de Abolengo, de la autora cubano-americana Sonia Rivera Valdés. Zaida Capote, investigadora del Centro Nacional de Literatura y Lingüística, es responsable de las palabras de presentación.

Representando al género poesía en la colección Heredia, se publica el título Agujero Negro del joven poeta Villaclareño Edelmis Anoceto.

En el catálogo de Ficciones de la Editorial Oriente, sale a la luz Las Manos de Pedro, de Margarita Aldenás y Para morir en invierno, de Juan José Rodríguez Morell. 

Del género ensayo, el sello Oriente publica Los narradores cubanos también cantan boleros, de la Dra. C. Daysi Cue Fernández. El libro Periodismo y cultura del fallecido Rafael Suárez Solís, es una compilación de Jorge Domingo Cuadrillo, investigador del Instituto de Literatura y Lingüística.

En la colección Bronce, de Historia, la Editorial Oriente publica los libros: Ciego de Ávila (1895-1898) Guerra, hechos y noticias de Raúl Izquierdo Canosa; Apuntes sobre el integrismo en Cuba (1868-1878), del autor holguinero José Abreu Cardet, el cual será presentado por la Dra. C. Olga Portuondo, quien es la autora además de la investigación El departamento Oriental en Documentos Tomo 1 (1510-1799).

Los textos La emigración cubana en los Estados Unidos: estructuras directivas y corrientes de pensamiento. (1895-1898), del historiador Joel Cordoví Núñez, además de La Expedición de cayo Confites, de Humberto Vázquez García, completan entre otros la colección Bronce.

El libro Cartas de aquí y de allá (1905-1921) de Regino E. Botti, es otra de las novedades de la Editorial Oriente para la 22 Feria del Libro. Sus descendientes Florentina R. Botti León, Regino G. Rodríguez Botti y Pilar Cardet Ibarra, compilan la correspondencia del poeta guantanamero en esos 16 años de su vida.

A continuación, las carátulas de los textos antes mecionados:


  












lunes, 28 de enero de 2013

Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar


Martí y la estrella. Raúl Martínez
Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

La impronta de José Julián Martí Pérez se recrea cada 28 de enero. Si bien nació en La Habana hace 160 años y sus restos descansan en la necrópolis de Santa Ifigenia en Santiago de Cuba, ha devenido un hombre universal. Su obra, su pensamiento y su vida entera así lo demuestran.

Alrededor del hombre que echó su suerte con los pobres de la tierra, versó una conversación con la Dra. C. Olga Portuondo Zúñiga, Historiadora de la ciudad de Santiago de Cuba. 

Ese momento de lujo tuvo lugar en el patio la Jutía Conga del comité provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), frente a los jóvenes Plaza Martiana de la sociedad cultural José Martí.

EPF: ¿En qué etapa de la vida de Martí se desarrolla el amor por la humanidad?

Dra. O: El origen está dado en la educación eminentemente cristiana que el niño pepe recibe de sus padres: Mariano Martí y Leonor Pérez. Además de la Ilustración que traía la razón pura, a partir de la revolución francesa en 1789. El iluminismo penetra en Cuba desde finales del siglo XVIII y se extenderá durante todo el XIX, permeando a una buena parte de la intelectualidad de la época, incluso aquellas familias que profesaban la religión católica.

EPF: ¿De qué forma Martí quería que fueran los hombres? ¿Por qué insistía tanto en esa relación de iguales?

Dra. O: Hay un libro de la editorial Oriente, cuyo prólogo fue escrito por la Dra. Daysi Cué, que habla de la correspondencia íntima de Martí. El hombre, poeta, revolucionario y político que no puede apreciarse fácilmente, porque trató de evitar cualquier tipo de expresión íntima a causa de su grandeza.

En el volumen Ensayos, Fina García Marruz también habla de Martí como un hombre natural. Pero no a partir de la visión de Rousseau del hombre natural, sino del hombre que debe sentrise pleno. Para nosotros, los cubanos, es muy importante la ética, la moral, no desde un punto de vista individual, sino en la relación del hombre ético, el hombre moral con los demás hombres.

EPF: Versos sencillos publicados en Nueva York en 1891, es uno de los poemarios más íntimos de Martí. ¿Cuánto de humanidad se percibe en ellos?

Yo quiero salir del mundo
Por la puerta natural:
En un carro de hojas verdes
A morir me han de llevar

No me pongan en lo oscuro
A morir como un traidor:
¡Yo soy bueno y como bueno
Moriré de cara al Sol!

Carátula del disco Versos sencillos de José Martí, musicalizados por Pablo Milanés (1973)
 
Dra. O: Justamente en los Versos sencillos él se expresa de esa manera. Se declara un hombre bueno, que manifiesta un comportamiento ético en relación con los demás. Tampoco es el hombre bueno por gusto, sino aquel que ofrece su vida en función del sacrificio, sin esperar nada a cambio. 

Yo pienso cuando me alegro
Como un escolar sencillo,
En el canario amarillo,—
Que tiene el ojo tan negro!

Yo quiero cuando me muera
Sin patria, pero sin amo,
Tener en mi losa un ramo
De flores, —y una bandera!

Por eso José Martí luchó durante su vida para que los cubanos se sintieran plenos, y no por casualidad hablaba de que cuando hubiera una Revolución, la primera ley tenía que ser aquella donde todos los hombres se sintieran dignos.

Aquí estamos en presencia del hombre que no busca mas que los otros se sientan a gusto con él. Para el apóstol todos los hombres eran buenos, porque tenían algo que ofrecer a su patria.

EPF: ¿Y en relación con el color de la piel, Dra. Portuondo?

Dra. O: Martí tenía muy claros los conceptos de raza, por cuanto él creía sólo en una etnia: la del hombre. ...el hombre no tiene ningún derecho especial porque pertenezca a una raza u otra. Dígase hombre y ya se han dicho todos los derechos...

En este pensamiento, coincidía con uno de mis biografiados preferidos: Antonio Maceo. Tanto el apóstol como el titán de bronce, creían en la dignidad del hombre y de la humanidad como una sola, sin diferencia de color.

Isla '70. Raúl Martinez. Óleo/tela, 200x451,5cm

EPF: ¿Cuánto nos puede ayudar la vigencia del pensamiento ético de Martí, hoy?

Dra. O: El pensamiento martiano hay que estudiarlo todos los días porque es una manera de podernos explicar lo que ocurre en nuestra sociedad contemporánea. Sin dudas, él conoció nuestro país y como un profeta logró discernir el futuro de nuestro pueblo. No por casualidad, Fidel lo proclama el autor intelectual del Moncada, porque sus ideas estaban presentes en aquella gesta del 26 de julio de 1953.

La ética martiana es una Universidad que nos puede hacer mejores personas. Creo que los jóvenes y todos los cubanos debieran parecerse un poco más a Martí, quien dedicó su vida a la noble función de amar a la humanidad, es decir, a los pobres de la tierra.

Con los pobres de la tierra
quiero yo mi suerte echar:
El arroyo de la sierra
me complace más que el mar.

sábado, 26 de enero de 2013

Entregan premios en el XIII Simposio Internacional de Comunicación Social


Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu


El XIII Simposio Internacional de Comunicación Social cerró sus sesiones científicas y culturales el viernes 25 de enero, con la premiación de las mejores ponencias discutidas en la sede del Hotel San Juan de Santiago de Cuba.

El Dr. C. Leonel Ruiz Miyares, director del Centro de Lingüística Aplicada refirió en su discurso de clausura que uno de los éxitos del evento había sido “la publicación de las actas de las ponencias, las cuales han sido recopiladas en los libros Actualizaciones en Comunicación Social, volúmenes I y II”.

En otro momento de su intervención de clausura, el Dr. Ruiz Miyares remarcó la importancia del Simposio ya que “propicia un espacio para el debate científico entre académicos e investigadores de diversas partes del orbe. Además, aquí se ha demostrado el trabajo que hacemos en temas de lingüística, en favor del desarrollo de nuestra lengua y la comunicación con la sociedad”.

Desde 1987 y auspiciados por el Centro de Lingüística Aplicada, tienen lugar las ediciones del Simposio Internacional de Comunicación Social. La próxima cita se anuncia para el 2015, en el contexto de los 500 años, de la fundación de la villa de Santiago de Cuba.

A continuación, los premiados del XIII Simposio por comisiones:

Comisión № 1 Lingüística
  • Ponencia: Quand les noms de lieux bégaient. Brève théorie des relations isonymiques appliquée à l’analyse microtoponymique
  • Autora: Jérémie Delorme
  • País: Bélgica
Comisión № 2 Lingüística
  • Ponencia: Factores pragmático-textuales del infinitivo enunciativo
  • Autora: Sara Quintero
  • País: México
Comisión № 3 Lingüística Computacional
  • Ponencia: adiUP, sistema de gestión semántica de datos de audio en entornos complejos.
  • Autores: N. Barroso, K. López, A. Ezeiza
  • País: España
Comisión № 4 Arte, Etnología y Folclor
  • Ponencia: Seguidillas, boleras y boleros decimonónicos entre Europa y Cuba
  • Autora: Marie Catherine Talvikki Chanfreau
  • País: Francia
Comisión № 5 Medios Masivos de Difusión
  • Ponencia: Titulares en estilo indirecto con interpretaciones de re: una aproximación hermenéutica
  • Autor: Juan Nadal Palazón
  • País: México
Comisión № 6 Educación y Comunicación
  • Ponencia: La educación mediática: una necesidad de la sociedad actual
  • Autor: Rafael Soler
  • País: Cuba
Comisión № 7 Lenguas Extranjeras
  • Ponencia: Práctica de la pronunciación en la enseñanza del E/Le, a través de la implementación de videos musicales de dibujos animados del software Ultrastur Deluxe
  • Autora: Yanisleidi Revilla Chaveco
  • País: Cuba
Comisión № 8 Medicina
  • Ponencia: Evolución histórica del concepto afasia: apuntes sobre su abordaje teórico en Neurosicología
  • Autores: E. Martínez, V. Pardo, V. Antúnez
  • Países: Cuba, Colombia y República Dominicana

sábado, 19 de enero de 2013

Intercambio científico y cultural en el XIII Simposio Internacional de Comunicación Social


Más de 200 especialistas de una veintena de países debatirán temas de lingüística, medicina y educación.


Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

Los cursos pre-simposio “Las culturas (popular y académica) en las clases de español como lengua extranjera”, impartido por la Dra. Esther Forgas y “Procesamiento del Lenguaje Natural aplicado al análisis de textos médicos” a cargo de la Dra. Maite Oronoz, constituyen la antesala del XIII Simposio Internacional de Comunicación Social, a celebrarse del 21 al 25 de enero en Santiago de Cuba.

Con el coauspicio de las Universidades de Cuba, Alemania, Francia, Argelia y diversas instituciones, el evento permitirá el intercambio científico y cultural de más de 200 científicos de una veintena de países.

El Hotel San Juan será la sede para 5 conferencias magistrales y 208 ponencias que abordan desde la multidisciplinariedad temas de lingüística, lingüística computacional; arte, etnología y folclor; medios masivos de difusión; educación y comunicación; lenguas extranjeras y medicina.

La Dra. María Dolores Ortiz de la Universidad de La Habana, será la responsable de inaugurar el Simposio Internacional el martes 22 con la conferencia magistral “Motivaciones para las clases de español. Algunas sugerencias”. La mesa redonda “Diferentes enfoques sobre la traducción”, moderada por la MSc. Iliana Boza Cedeño, reunirá el miércoles 23 a diversos especialistas internacionales alrededor de la temática.

Como una “modesta contribución pero seria para la lingüística de Cuba y el mundo”, calificó las publicaciones de las ponencias, el Dr. Leonel Ruiz Miyares, presidente del comité organizador.

Miyares remarcó además la presentación de dos títulos en el contexto del Simposio: “Desarrollo léxico en escolares de primaria. Ejercicios para su perfeccionamiento” y “Prefijos y sufijos. Ejercicios prácticos”, ambos escritos por un colectivo de autores del Centro de Lingüística Aplicada de Santiago de Cuba.

Las actividades culturales también tienen su espacio dentro del XIII Simposio Internacional de Comunicación Social. El miércoles 23 a las 8 pm en la galería La Confronta de la UNEAC, se inaugurará la exposición fotográfica “Cuba: una mirada desde Euskal Herria” del Dr. Xabier Artola Zubillaga, de la Universidad del País Vasco y Visitante Distinguido de la Ciudad Héroe de Santiago de Cuba.

Según dijo el Dr. Ruiz Miyares, el Simposio Internacional de Comunicación Social es una oportunidad única para “divulgar el trabajo de especialistas cubanos y extrangeros desde las ciencias humanísticas, sociales y biológicas”. Desde 1987, el Centro de Lingüística Aplicada de Santiago de Cuba, es responsable de abrir una ventana para la investigación, el conocimiento y el desarrollo de las sociedades modernas.

miércoles, 16 de enero de 2013

Jóvenes santiagueros piensan la Sociedad desde la Universidad




Leydis Tassé Magaña
leydis_tasse@fch.uo.edu.cu

El mes de marzo constituye una ocasión especial para quienes participamos en el Foro Social Universitario de la Universidad de Oriente. 

Desde hace 3 años, el evento nos convocó a pensar la realidad cubana, latinoamericana y mundial desde una perspectiva multidisciplinaria.

La premisa del encuentro ha sido el intercambio respetuoso de los más diversos temas, entre los que sobresalen: los proyectos de vida de los jóvenes, la realización del cine cubano contemporáneo y la actualización del modo económico, entre otros.

Uno de los principales atractivos del Foro ha sido la presencia de intelectuales cubanos y del área del caribe, quienes han impartido conferencias de lujo. Recordamos a personalidades como la Dra. C. Concepción Campa Huergo; el historiador de la ciudad de La Habana, Dr. C. Eusebio Leal Spengler; el escritor y ensayista Alfredo Guevara; el investigador Julio César Guanche y el psicólogo y Dr. C. Manuel Ángel Calviño Valdés-Fauly. Ellos han accedido a transmitir sus conocimientos desde la participación conjunta con los estudiantes.

Muchas han sido las experiencias en estos tres años. El teatro universitario lleno de estudiantes y profesores, lluvias de preguntas a los invitados y encuentros que han tenido que repetirse a petición de la comunidad universitaria. La cita también ha devenido una fiesta cultural donde se incluyen cafés literarios, muestras de largometrajes y obras de teatro, conciertos, exposiciones de artes plásticas, grafitis y performances.

Durante aquellos días y de paso por la marquesina del edificio del rectorado de nuestra casa de altos estudios, pude escuchar algunos comentarios.

Dicen que Calviño, el psicólogo del programa Vale la pena, estará esta tarde en el teatro.

A esta estudiante de periodismo, llegaron también las noticias de algunos jóvenes que acomodaron su tiempo para asistir a los paneles. Y justamente, el hecho de contar con sus criterios, nos ha permitido la organización de un evento que satisfaga sus necesidades.

La asistencia confirmada del Dr. C. José M. Rubiera Torres, director del Instituto de Meteorología,  a la próxima edición del Foro a celebrarse del 4 al 8 de marzo próximos en la Universidad de Oriente, aumenta las expectativas en los estudiantes en torno a los fenómenos meteorológicos y organismos naturales, por causa del paso del huracán Sandy por la provincia de Santiago de Cuba.

Es difícil pensar que el Foro Social Universitario se haya sentido en los tres campus de la Universidad. Incluso algunos estudiantes de nuevo ingreso, con seguridad desconocen de qué se trata.

El encuentro de marzo más que un evento formal, se ha convertido en un espacio para formarnos como individuos más activos y transformadores. Es una iniciativa para impedir, como sentenciara el líder Julio Antonio Mella, que “la universidad se convierta en una fábrica de títulos” y en cambio, nos convirtamos en hombres y mujeres consecuentes con nuestro tiempo.

sábado, 12 de enero de 2013

Estos rostros que se escuchan: ¿Tercero o quinto tomo de la verdadera historia de la radio cubana?

(Palabras de presentación, en el Sábado del Libro, de la librería Amado Ramón Sánchez de Santiago de Cuba)

Reynier Rodríguez Pérez
reynier@rect.uo.edu.cu


Alejo Carpentier Valmont, autor de El siglo de las luces y Los pasos perdidos, entre otras importantes obras que prestigian a la cultura y a la literatura nacional, afirmó en una ocasión:

Trabajé para la radio cubana durante varios años. Traté de alcanzar en mis programas el más alto nivel posible. Radié biografías de grande poetas, patriotas, figuras latinoamericanas; pero siempre con las limitaciones de tiempo y publicidad que implicaba la estructura radial. Recuerdo, por ejemplo, un programa sobre Byron partido a la mitad para dejar salir al aire el anuncio de una marca de jabón. Esto no fue un hecho aislado, era la realidad de todos los días. (F/C)

Así era la radio cubana antes de 1959, cuando la Radio era el centro alrededor del cual la familia hacía silencio, cada noche, poco antes de dormir. La historia de esa Radio ya fue recogida, curiosamente, por un actor devenido realizador e historiador: Oscar Luis López (La Habana, 1913-2007), Premio Nacional de la Radio por la Obra de la Vida y Artista de Mérito de la Radio y la Televisión.

Esa historia de Oscar Luis López se quedó en los años sesenta, aunque se editó en 1981 y se reeditó siete años después, por el sello editorial Letras Cubanas. Más citado que leído, ese libro: La Radio en Cuba, fue lo único consistente que tuvimos los curiosos sobre el tema hasta el lejano ya (a una década), año 2002.

La locutora, periodista, guionista y directora de programas, Josefa Bracero, nos entregaba en ese tiempo el primer tomo de una saga, del cual este que presento es el tercero. Se titula Estos rostros que se escuchan, y fue editado por Letras Cubanas en el 2011. 

¿Cómo surgió la idea de renovar, por medio de entrevistas y crónicas, la historia de la Radio en Cuba?

La autora lo deja entrever en su primera publicación, la que tituló Rostros que se escuchan; y nos lo explica por lo claro en Otros rostros que se escuchan, segunda parte de la saga, publicada en el 2007.

Las primeras entrevistas las comenzó en 1997, aprovechando los momentos que brindaban los Festivales, para grabar a diferentes personalidades que asistían en calidad de invitados o de jurado. Hoy, esas entrevistas constituyen la principal bibliografía de los libros que ha escrito Josefa Bracero, en los que puede actualizarse quien desee saber el resto de la historia de nuestra radio, de Oscar Luis López a la fecha.

No estoy hablando solamente de los tres que he mencionado, sino también de Silencio… se habla, esbozo de la radio en Cuba, desde su fundación hasta el 2006, haciendo énfasis en el surgimiento y desarrollo en cada provincia. Ese libro se publicó en el 2007, por la Editorial Pablo de la Torriente.

También debo citar aquí Mujeres Locutoras en Cuba, cuyo título ya revela el contenido de sus páginas. Se editó en el 2011 por Capiro, en Santa Clara, y nos presenta biografías de unas 153 mujeres de la locución, en todas las épocas, de todo el país, que se acompañan de 103 fotografías. Nos reveló en su momento que el 62 por ciento de las voces de locutores en televisión son mujeres, y que el 52 por ciento de los profesionales en la locución radial, también son féminas.

¡Cifras, nada despreciables!

Casi a la par de ese libro llegó Estos rostros que se escuchan, para completar el arduo trabajo de la escritora, que llegó así, a la respetable cifra de 146 trabajos, entre crónicas y entrevistas, cuyo fin era concretar aquel llamado del célebre conductor, actor y locutor de la radio y la televisión cubanas, Germán Pinelli: “tener la historia de la radio y la televisión contada por sus protagonistas”. (F/C)

¿Quiénes son ellos?
 
Pues mujeres y hombres, que comenzaron muchas veces en el medio radial siendo niños y niñas, creciendo entre micrófonos, tocadiscos y cintas magnetofónicas, hasta llegar a envejecer, en ocasiones, deslumbrados por las nuevas tecnologías y rodeados de admiradores y discípulos.
 
Son hombres y mujeres de la radio. Premios Nacionales, Artistas de Mérito, figuras populares en su tiempo o en cualquier tiempo, cuyos aportes y virtudes los preceden. Locutores y locutoras; musicalizadores y musicalizadoras; periodistas, actores y actrices, directores y directoras de programas, que dieron sus primeros pasos en la radio; aunque luego hayan llegado a ser, tal vez, más populares, en el teatro, el cine o la televisión.
 
Ahora de ellos guardaremos, junto al tímido recuerdo de una voz o de una imagen, las palabras que nos dejaron.

¿Cómo percibe ahora estos rostros, Josefa Bracero?

En este libro ustedes pueden encontrar, entre las crónicas (sobre personas a las que, obviamente, el tiempo no podía permitir entrevistar, dígase: Adolfo Guzmán, Marcelo Agudo, Félix B. Caignet o Violeta Casal); y entrevistas (hechas a glorias de la radio y la televisión cubanas, como Raquel González, Yolanda y Carmen Pujols o Antonio Suárez); unos 52 trabajos, que completan un ciclo dentro de una historia, que se lee como se escucha una radionovela: historia viva, que no aburre; historia que cultiva e instruye, pero no agota.

He aquí el recuerdo, la vivencia personal de todos los entrevistados ¡y de la entrevistadora!, que vale más en ocasiones que una referencia histórica o una cita metatextual “que nos haga pensar demasiado”.

El libro se parece a aquellos que le han antecedido, en que mezcla figuras “de antes” con figuras “de ahora”; las del pasado más añejo están al lado de las otras, que no están desde hace menos tiempo, ¡o que están todavía: haciendo radio, o sea, la radio que tenemos y que queremos: con sus aciertos y no pocos desaciertos!

Una Radio que es distinta a la que pudo conocer, en su momento, don Alejo Carpentier Valmont pero que sigue siendo, en síntesis, la misma Radio que ya cumplió el pasado año su noventa aniversario.

Una Radio a la que Josefa Bracero ha entregado también lo mejor de sí. Y que le ha dado, entre otros reconocimientos, tres premios de la Caribbean Broadcasting Union por igual número de documentales culturales para radio; varios Caracol otorgados por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y premios 26 de julio de la Unión de Periodistas de Cuba; el Premio Nacional de Radio y la condición honorífica de Artista de Mérito del ICRT. Radio por la que alguna vez ella fue cuadro destacado del Estado cubano y obtuvo la orden Ana Betancourt. Radio que dirigió en la Isla por más de diecinueve años, incluidos los más acérrimos del Período Especial.

Si yo le preguntara a Josefa Bracero cuál es el futuro que ella ve en la radiodifusión cubana, sé que me respondería con satisfacción y optimismo, con aquellas palabras suyas que cedió a Paquita Armas Fonseca:

Hace ya muchos años que la Radio dejó de ser el centro alrededor del cual la familia hacía silencio. Un día decidió instalarse en todos los rincones de la casa y después se vistió de transistor para salir a pasear. Se convirtió en el derecho de las personas a ser acompañadas y también a que se respete su intimidad y sus preferencias. Decididamente siempre tendrá su porvenir. Nadie podrá sustituirla, porque llega hasta el lugar más intrincado, hasta montes y selvas, atraviesa muros y montañas, con la mayor inmediatez y porque está al alcance de los más poderosos pero también de la gran masa de los desposeídos de este mundo. Y en Cuba, se mantendrá como testigo y actor de la historia. Estará allí, enhiesta como nuestra bandera, defendiendo el pensamiento martiano de que: “No hay proa que taje una nube de ideas. Una idea enérgica flameada a tiempo ante el mundo, para, como la bandera mística del juicio final, a un escuadrón de acorazados”. (F/C)

A Josefa Bracero la vamos a admirar aún mucho más, después de hoy, cuando accedamos a las páginas de Estos rostros que se escuchan, que es el tercero o el quinto, creo que el número no importa, de la verdadera historia de la Radio cubana. Dedicado a Sergio Corrieri y a Julio Alberto Casanova, dos de esos rostros que no están entre nosotros.

Para ellos y también para los rostros santiagueros que no están, llegue el respeto, la admiración y el aplauso de todos nosotros, herederos eternos de su legado, oyentes y lectores fieles de la verdad y la cultura.

miércoles, 9 de enero de 2013

Gretchen Gómez: “La FEU somos nosotros mismos”


Gretchen Gómez en la Plaza. Foto: Rovier Mesa


Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

La Federación Estudiantil Universitaria (FEU) de la Universidad de Oriente, enfrenta nuevos retos y compromisos en el segundo semestre del curso 2012-2013. 

Su presidenta, la estudiante de tercer año de periodismo Gretchen Gómez González, aceptó conversar en torno a la nueva etapa de trabajo y los preparativos para el VIII congreso de la Organización a celebrarse los días 13 y 14 de junio en La Habana.

EPF: ¿Cómo se parece la FEU en esta casa de altos estudios a sus estudiantes, a 90 años de creada la organización?

GG: La FEU somos todos y cuando decidimos integrar voluntariamente la organización asumimos el reto de participar en ella. Y eso se ejemplifica en las actividades que organizamos en el aula, las reuniones, las jornadas culturales y deportivas y el trabajo que desarrollamos en la Universidad como la rehabilitación de sus áreas luego del paso del huracán Sandy por Santiago de Cuba. Parecernos a la FEU no es más que ser nosotros mismos, siendo dialécticos con la sociedad que habitamos y participando en los retos que ella nos demanda.

EPF: ¿En cuáles esferas y áreas focalizan el trabajo en el segundo semestre del curso 2012-2013?

GG: Este segundo semestre será especial por causa de la convocatoria al VIII Congreso de la FEU, la cual se realizó durante el acto central por el 90 aniversario de la organización en la Universidad de La Habana, en diciembre de 2012.

Tenemos como motivación especial la posibilidad de organizar un congreso que se parezca más al imaginario de los jóvenes universitarios, de modo que responda a sus inquietudes y necesidades. Es fundamental que la membresía se reúna y discuta en las brigadas lo que les preocupa de la Universidad y del país en general, porque ese es el verdadero congreso. La reunión nacional no es más que la expresión y el resumen de lo que se abordó en la brigada.

EPF: En relación con el congreso, ¿qué estrategia han diseñado para que las inquietudes de las brigadas formen parte del informe en la cita nacional?

GG: Para lograr que los temas discutidos y las propuestas elaboradas desde la base tengan voz propia en el congreso nacional, hemos diseñado un sistema de información y bases de datos, gracias al apoyo de los secretariados de las facultades y las capacidades de los estudiantes, en este caso, los que cursan especialidades de Matemática Computación e Informática.

Por otro lado, hemos estructurado el cronograma de asambleas en las brigadas de forma consecutiva, para garantizar la asistencia de la mayoría de los miembros de los secretariados de las facultades y una parte del consejo de la FEU de la Universidad. Además, aquellos jóvenes que sean seleccionados como delegados al congreso nacional tendrán la responsabilidad de ser voceros de sus compañeros.

EPF: De acuerdo con la convocatoria, el congreso nacional se realizará a la luz de un pensamiento de Julio Antonio Mella: “para los jóvenes comprometidos con su época, todo tiempo es corto para hacer”. ¿Qué tú crees que les falte hacer a los jóvenes aquí y ahora?

GG: La tarea fundamental de nuestra generación es responder al desarrollo de la sociedad, a partir de nuestros perfiles profesionales. Nos corresponde entender el proceso tan complejo que ha vivido nuestra Revolución en 54 años y saber por qué no podemos retroceder. Debemos ser dignos representantes de las banderas que hasta hoy se han enarbolado en nuestro país de socialismo, de justicia, de solidaridad y de democracia, las cuales han servido de ejemplo ante el mundo.

Creo que nuestra generación tiene ese reto aún cuando no contemos en algún momento con la presencia física de la dirección histórica de la Revolución, pero nos tocará enarbolar sus ideas y atemperarlas a nuestro tiempo, para enfretar las batallas y vencerlas.

viernes, 4 de enero de 2013

La littérature et les beaux-arts : Casal et Moreau




Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

L'écrivain Julián del Casal (1863-1893) et le peintre Gustav Moreau (1826-1898), ont eu une relation amicale très particulaire. 

Les lettres envoyées par le poète cubain à l'artiste français, montrent l'admiration et le respect à la peinture de Moreau, tandis qu'ils ne se sont connus jamais.

Une sélection de 12 lettres écrites entre 1891 et 1893, a été publié maintenant en français avec la traduction à l'espagnol dans un livre nommé Cartas de Julián del Casal a Gustave Moreau.

Casal s'est intéressé par les tableaux de Moreau, du moment qu'il avait connu les romans de Joris Karl Huysmans (1848-1907), tel que A Rebours. De son côté, il a  essayé d'écrire à partir de l'impression et presque le syndrome de Stendhal provoqué par la littérature de Huysmans.

Signalons dans ce propos, la formule de politesse et la première partie d'une lettre adressée à Moreau, le 11 août 1891 :

Très-adoré maître :

Quoique je n'ai pas le bonheur de vous connaître que par de copies de vos divins tableaux, j'ose vous écrire pour vous envoyer les adjoints sonnets qui j'ai composé après de gravures de ces chefs d'œuvres : Hélene, Salomé et Galtaée.


Casal s'est déclaré le plus fidèle, le plus loyal admirateur et un très-humble serviteur de Moreau. Il a expérimenté « la fleur d'amour et de gratitude » à tel point qu'il a voulu lui envoyer quelques textes. Dans la lettre datant du 16 septembre de 1891 Casal avait écrit :

J'ai aussi l'honneur de vous envoyer sept nouveaux sonnets qui j'ai composé et qui j'ai publiées aves les autres que vous reçu. Comment je ne garde pas l'espoir d'avoir un jour le divin bonheur de vous connaître, parce que je suis blessé de mort par une maladie cardiaque qui m'emporte tout jeune à la tombe, sans me laisser vivre tout le temps qui je veux, j'ose vous envoyer mon portrait, copie photographique d'un portrait à l'huile qui m'ai fait mon meilleure ami.

A force de volonté l'auteur, Dra. C. Amparo Barrero Morel, nous obsèques le témoignage littéraire que selon ses propres mots dans la présentation « ne se trouve pas dans aucune dictionnaire ni essai sur Casal ou la littérature cubaine du dix-neuvième  siècle ». Barrero Morel a une très grande expérience dans la recherche littéraire et a publié aussi le livre Julián del Casal y la transposición de las artes, en 1995.      

Les personnes ayant le désir d’acheter le livre Cartas de Julián del Casal a Gustave Moreau, puissent aller à la libraire Amado Ramón Sánchez, située dans la rue Enramadas, no. 356.